Círculos de Solidaridad

Biodiversidad en el planeta

Biodiversidad, el pilar de la vida en el planeta

17 junio 2022

Hablar de biodiversidad implica abordar la vida en todas sus formas. Desde el aire que respiras, el agua que bebes, hasta los alimentos que consumes dependen de ella. Por eso aquí te contamos qué es la biodiversidad y cuál es su importancia.

La biodiversidad es un concepto amplio y complejo, pero fundamental para toda la vida en el planeta. Esta se puede definir como la variedad de toda la vida en la tierra, desde los animales, plantas y microorganismos hasta los ecosistemas que la conforman. Todo en nuestro planeta, incluidos nosotros, está interconectado y es interdependiente. Por eso, la biodiversidad es una enorme red biológica de organismos naturales, en la que cada uno cumple un rol que permite el correcto funcionamiento de toda la red. 

Como señala el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), esta es fruto de miles de millones de años de evolución, influida por procesos naturales y, cada vez más, por las actividades humanas. Vemos biodiversidad todos los días. Desde el icónico jaguar hasta los árboles del bosque, los microorganismos de los suelos, los peces de los ríos y los corales de los océanostodas las especies y los lugares en donde habitan conforman lo que llamamos biodiversidad. Pero ¿cuál es la importancia de la biodiversidad en nuestro día a día?

Cada elemento del mundo natural cumple funciones esenciales, tales como regular el clima, garantizar la disponibilidad del agua, producir alimentos tanto para las personas como para las otras especies, brindar refugio, restaurar los suelos, producir oxígeno, polinizar, proveer materiales como telas y minerales, entre otros. En este sentido, los servicios que brinda la biodiversidad son infinitos y los seres humanos dependemos totalmente de ellos.

Alimentación y biodiversidad

Tomemos como ejemplo la alimentación. Pero empecemos desde el origen, es decir, en los cultivos o, mejor aún, desde los suelos. Además de las plantas, animales y ecosistemas que configuran la biodiversidad, también están los microorganismos que albergan los suelos. Se estima que en los suelos habitan un cuarto de todas las especies de la tierra, entre ellas, microrganismos que brindan nutrientes y crean tierras fértiles para cultivar.

El suelo alberga una de las mayores reservas de biodiversidad en la tierra. Hasta el 90% de los organismos vivos pasan su vida en los hábitats de suelo. © WWF Simon Rawles 

Ahora bien, sigamos con el cultivo. Polinizadores como las abejas tienen una labor crucial a la hora de garantizar alimentos para las personas, pues son las encargadas de polinizar una gran variedad de plantas para así permitir su reproducción y generación de frutos. Sin polinizadores no tendríamos acceso a muchos de los alimentos, entre ellos frutas y semillas, que llegan diariamente a nuestras mesas. Además, la calidad y el sabor de los frutos también dependen de la polinización. De hecho, se estima que al menos el 30% de los alimentos que consumimos y el 80% de plantas con flores dependen de estos pequeños insectos.

La pérdida de biodiversidad no es solo un problema ambiental

A pesar de la importancia que tiene la biodiversidad para el mantenimiento de esa compleja red que sustenta la vida en la tierra, las cifras de su deterioro y desaparición son alarmantes. Cada minuto desaparece un área de bosque equivalente a 27 campos de fútbol, ya se ha perdido la mitad de los arrecifes de coral del mundo y medio millón de especies de insectos están en peligro de extinción. Según la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES), actualmente un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción.

De igual manera, el Informe Planeta Vivo 2020 de WWF arrojó datos preocupantes sobre la pérdida de biodiversidad a nivel global y en Latinoamérica y el Caribe. Según el reporte, las poblaciones de especies estudiadas de mamíferos, anfibios, aves, reptiles y peces han disminuido en un 68% en los últimos 50 años. En Latinoamérica y el Caribe, la situación es aún más grave, pues la cifra asciende al 94%.

Esta problemática amenaza la vida tal como la conocemos, pues la pérdida de biodiversidad no es solo una cuestión ambiental, sino un auténtico desafío para la economía, el desarrollo y la seguridad global, tal como lo asegura el Informe Planeta Vivo 2020. Por ello, conservar y restaurar la naturaleza también es una cuestión de supervivencia, pues ella desempeña un papel crucial en la vida de las personas.

Pero ¿cuáles son las causas de la pérdida de biodiversidad? En la medida en que la biodiversidad consiste en una compleja red de ecosistemas, especies y seres interconectados e interdependientes, son múltiples los factores que amenazan su estabilidad. En las últimas décadas, el principal motor de pérdida de biodiversidad ha sido el cambio en el uso de los suelos para la producción de alimentos, pues ha convertido hábitats naturales en tierras de cultivo y ganadería.

A ella se suman, la sobreexplotación de especies, la construcción de infraestructura, el cambio climático y la introducción de especies exóticas constituyen las principales amenazas. Hasta el momento, el cambio climático no es la causa más importante de pérdida de biodiversidad, pero se prevé que en las próximas décadas va a ganar importancia.

A pesar de este preocupante panorama, aún estamos a tiempo de detener la crisis. Una problemática de tal escala requiere de soluciones basadas en un enfoque integrado que combine una conservación ambiciosa de la naturaleza y medidas para transformar aquellos sectores que impulsan la pérdida de biodiversidad.

Por esta razón, líderes mundiales y expertos están trabajando en una hoja de ruta de aquí a 2030 para detener y revertir la pérdida de naturaleza. Dicho plan es el Marco Global de Biodiversidad Post 2020 que va ser discutido por última vez entre el 21 y 26 de junio en Nairobi, Kenia. Se espera que durante esta reunión los líderes se comprometan con una hoja de ruta lo suficientemente ambiciosa, que los países puedan adoptar a finales de este año en la COP15 de Biodiversidad.

Tomado de: https://www.wwf.org.co/de_interes/noticias/?uNewsID=377550

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *